Top escenas inolvidables de comida en el Cine

La comida, ese elemento que consigue llenarnos de alegría, de gozo y que tanto codiciamos, ese, que nos hace pasar tan buenos y tan malos, embarazosos, humillantes, fatigosos y fastidiosos,  momentos. El Cine, ha recogido muchos de ellos y he querido traeros mis favoritos.

Quién no ha sentido nunca la desesperación de estar 24/7 cocinando, poniendo todo su empeño, sientiéndose todo un chef con un par de Estrellas Michelín para después encontrarse con “algo” que ni por asomo se parece a la receta. Ya no por el sabor (que muchas veces ni llegas a probar por la mala pinta que tiene), sino por el aspecto. Pues bien, cuando os sintaís un chef estrellado, y estéis a punto de colgar el delantal, ¡ALTO! no lo hagáis, antes pensad en la famosa sopa azul (si se puede llamar así) de Bridget, que creo que jamás nadie podrá superar:

blue-soup
El diario de Bridget Jones

Sino eres el/la princesa/príncipe de Mónaco, ni te codeas con la realeza, muy probablemente nunca te hayas tenido que enfrentar al indeseable momento de tener que elegir entre 7.000.000 de cubiertos, perfectamente ordenados de pequeño a mayor, con púas diferentes, colocados con tanta minuciosidad, que hasta da pavor coger alguno y estropear la impecable composición. Pues bien, a parte de tener que hacer uso de tu infalible reojo para imitar disimuladamente al de al lado, tú haz como si hubieras nacido con una cubertería bajo el brazo y corriera sangre azul por tus venas, e inspira confianza y seguridad. Y sino, que se lo pregunten a Julia Roberts, a quién se lo pusieron especialmente difícil con un plato de resbaladizos caracoles (pardon, “escargots“).

pretty - copia
Pretty Woman

Estoy segura de que otros muchos, voluntariamente, por compromiso (por mostrar respeto a alguna cultura) o tal vez por venganza/reto de algún amig@ os habéis armado de valor y habéis querido/tenido que abrir vuestro horizonte gastronómico. No, no me refiero a incorporar el Sushi en tu vida, sino a engullir bichos, insectos y animales muy raros y, a priori, poco apetecibles. Pues bien, no sé (ni quiero saber) con cuáles os habéis atrevido, pero estoy segura de que muy pocos podréis superar este momento mítico de Indiana Jones en que le ofrecen una sabrosa cabeza de mono.

monkey
Indiana Jones y el Templo Maldito

Suicidio gastronómico: dícese del acto que consiste en comer cantidades desmedidas de comida sin parar, hasta tal punto que parece que te importa muy poco morir en el intento. Al leer esta definición, a muchos os habrá venido a la mente las largas y copiosas cenas de Navidad en las que no solo sales con +5 kg sino que crees que el botón de tu pantalón cerrado a (máxima) presión, va a salir disparado y que no vas a ser capaz de andar poco más de medio metro. Otros, también habreís recordado esas comidas de la abuela en las que te prepara no menos de 5 platos y que pretende que no dejes ni rastro y, como lo último que quieres es ofender a tu adorada abuelita, te los comes y hasta le dices que qué hay de postre. ¡Todo sea por la Nonna! Los que aún no habéis protagonizado alguna de estas escenas porque sois capaces de contener y de derrotar la Gula o porque cuidais la línea a rajatabla, aquí os dejo la escena de una película que no os podéis perder y que os permitirá participar de estas situaciones pero libre de kilos!

1440949673773
La grande bouffe.

Qué rico está el marisco, ¿verdad? Las gambitas, las cigalas y, si estamos de celebración, por qué no, unas langostas bien hermosas. Qué ricas, y ¡qué horrendas! No sé si alguna vez os habéis tenido que enfrentar a ellas, no como comensal (que esa es la parte fácil) sino como cocineros, veréis como la cosa cambia. Parece que sus patas (que parecen garras), sus bigotes, más largos que los de Dalí,  y sus enormes ojos negros, van a atraparte de un momento a otro. Así que una advertencia a los graciosillos, con eso no se juega, y sino que se lo digan al pobre Woody que sufrió la perversa broma de Annie.

AnnieHall_055Pyxurz
Annie Hall

No todo son momentos awkward, y para demostrároslo, aquí os dejo uno de mis favoritos con mis adoradas Idgy y Ruth. LLeno de buen rollo, cachondeo y mucho, mucho chocolate. Sorry Sheriff, ellas también tienen sus armas.

fgt
Pimientos verdes fritos

Aquí va otro de mis favoritos, ¿por qué? Por que nadie come como él, porque el Apple Strudel (Apfelstrudel) jamás volverá a tener sentido sin él. Porque él logra sacar todo lo mejor de un hojaldre relleno de compota de manzana y, sólo él, es capaz de inundar toda la habitación a base de masticar con un estilo y una personalidad arrebatadora y, por todo lo anterior, de convertir esta escena en una de las más memorables del cine. Christoph Walz, molas.

chirstoph walz bastardos2
Malditos Bastardos

LLega el viernes por la noche y…emergencia!! No hay plan! ¿cómo?, ¿he entendido bien? Sí, sí, te quedas en casa. Bueno no pasa nada, no voy a caer en el sofá-peli-manta, me niego. Voy a montarme un festín, voy a poner un par de velitas para darle un toque chic y además voy a cenar en el salón, nada de comer en la cocina, ¡un poco de glamour por favor! Esto de cenar solo no está tan mal, de hecho, me está empezando a gustar. Colocas todo con mucho cariño, mantel mono, copita de vino, enciendes los cirios y la música, te sientas presidiendo la mesa (hombre no, hay que aprovechar la ocasión) y……Vaya fiasco, mira que los macarrones gratinados tienen un pintón pero creo que no tengo ni hambre, si los concompartiera con alguien estoy segura de que sabrían infinitamente mejor. Pues así, así es como os habréis sentido alguna vez y así es como se sintió nuestro atrevido Macaulay Culkin que tanto marcó mi infancia. Yo jamás me olvidaría de ti, Kevin.

mac-and-chese
Solo en casa

Seguro que muchos de vosotros os habéis atrevido con la Cocina y os habéis apuntado a algun curso para lograr sacar ese mini chef que todos (o casi todos) llevamos dentro. Y seguro que habéis temido EL momento Masterchef en el que tu profesor se acerca con una cuchara y mientras te mira con el ceño fruncido se aproxima irremediablamente a tu plato (si se puede llamar así) para catarlo. Mientras, se te queda una cara de miedo/canguelo, exactamente igual que la de Audrey Hepburn mientras sostiene su tímido Soufflé.

sabrinasufle
Sabrina

Convocar cena de amigos este fin de semana significa ir a la compra y hacerte con medio súper, mirar todo tipo de recetas molonas por internet y programarte para que no te pille el toro. Pues al final ni recetas molonas, ni organización, ya es viernes y no tengo nada. ¿Solución? Voy a hacer unos canapés monísimos y deliciosos que al fin y al cabo a todo el mundo le encantan y me vengo tan taaaan arriba que si éramos 6 he hecho comida como para 200 personas. Bueno, no pasa nada, el lunes lo llevo a mis compis de trabajo que seguro que quedo fenomenal.

original
El Gran Hotel Budapest

Por último me despido con esta escena que seguro que os resultará familiar. Matilda, la inofensiva niña con poderes que tanto nos hizo disfrutar, volar y ¡pasar hambre! Entre este apetitoso pastelito de frambuesas y la dichosa tarta de chocolate tamaño XXXXXXL de Bruce, no nos lo puso nada fácil.

3cd0be27a2343592941b4bee660da3e6
Matilda

Hasta pronto!

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s